Armas, soldados, equipos de inteligencia y muros, ¿no es militarización?

La semana pasada el presidente de EU, decidió mandar 6 mil miembros de la Guardia Nacional Norteamericana a la frontera sur de aquel país para realizar acciones de apoyo en logística y administrativa y construir un muro que sirva para abatir el cruce fronterizo hacia la nación norteamericana, ante estas medidas de control y militarización de la frontera mexicana, miembros del Ejecutivo Federal mexicano decidieron apoyar dichas medidas encubriéndolas con un discurso pragmático y de rechazo hacia las mismas.

                No es de sorprende por lo mismo que la respuesta del gobierno mexicano sea una “respetuosa nota diplomática” de rechazo a tales acciones por parte de la SRE, y de discursos infundados, irracionales y en cierto modo hasta nefastos del vocero de los Pinos, de que “EU no militarizará la frontera”.

Frente a esta situación de obediencia y sumisión del gobierno mexicano, muchas han sido las voces que se han dejado escuchar en los medios escritos, televisivos y radiofónicos sobre el peligro que representa no hacer un rechazo enérgico a tales acciones punitivas que representan un riesgo a la seguridad nacional, pero que también ocasionan una “guerra de baja intensidad” contra los migrantes latinoamericanos que intentan construir su tan aclamado “sueño americano”.

                Ahora bien, por qué decimos que el gobierno mexicano a encubierto y aceptado dicha militarización; simplemente porque la actual administración está dentro de la lógica neoliberal encabezada por EU, si hay alguna duda, sólo hay que ver cuál es la política exterior en este sexenio (inserción de México en el ámbito internacional sobre la base ortodoxa de temas económicos, resaltando una centralidad de la relación con EU), hay que revisar la lógica de los actores que participan en ella ( Castañeda y Derbez), de los acuerdos que se han aceptado (uno de los más importantes, el acuerdo de Monterrey) y de las desavenencias que el ejecutivo ha realizado (principalmente con gobiernos progresistas de América Latina), es decir, lo que se ve es que la tan aclamada soberanía política para esta administración no ha importado mucho, ya que se han impulsado los compromisos de aquel “Consenso de Washington” que reivindicaban la supremacía de EU frente  a los demás países y la aceptación de su modelo económico.

                La actual militarización, por ende representa el siguiente paso en la política expansionista de EU, si el año pasado la administración  foxista manda a los militares a las calles para realizar funciones de policía pública en el fiasco de programa para contener a la delincuencia organizada llamado “México Seguro”, relegando a las Fuerzas Armadas de sus funciones esenciales que son la salvaguardia de la soberanía,  el rechazo de la militarización con notas diplomáticas sólo revela que el programa americano va viento en popa.

 

Mayo 2006

Conciencia Negativa 00

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: