El pasado del PRIesente

Sin duda alguna, cuando se analizan y realizan reflexiones sobre temas, cuestiones y/o asuntos políticos, es importante hacer una revisión de la historia que directa o indirectamente se encuentra relacionado con el asunto  en cuestión. En el año de 1997, el partido hegemónico que había controlado todos los espacios de control “ciudadano” y “político” pierde la mayoría en la Cámara de Diputados y el Gobierno del Distrito Federal, de aquella fecha al día de hoy, el PRI a enfrentado un conjunto de reveses políticos que han posibilitado una pluralidad política en el poder y por ende formas diferentes de gobernar.

Como producto de dichos procesos políticos de transformación, cambio, reacomodo, o sucesión de élites políticas, los institutos políticos se han acomodado de la mejor forma que han podido para mantener y reproducir sus prebendas e intereses, en este sentido el PRI ha echado mano de un conjunto prácticas, discursos, acciones, y/o omisiones que utiliza para argumentar y presentarse a la opinión pública como un partido “renovado”, “diferente”, que ha aprendido de sus errores, “incluyente”, “democrático” o preocupado por los que menos tienen.

Sin embargo si analizamos a detalle la designación de su precandidato de unidad a gobernador para el Estado de México se podrá verificar fehacientemente que las prácticas de antaño, del viejo PRI, del destapado, del control del partido por el gobernador se siguen presentando, ya que aunque a la “opinión pública” el partido tricolor presenta una precandidatura de unidad, basada en “consensos” la realidad que han desnudado los versados en temas políticos evidencia que aunque no mantuvo la hegemonía del grupo Atlacomulco en el control del poder político estatal (posicionando un político de aquella región), fueron estos últimos quienes tuvieron una fuerte influencia en la decisión del “candidato de unidad”.

Ahora bien, contrariamente a lo que las declaraciones y anuncios publicitarios del PRI difunden y defienden, lo que se vivió en el Estado de México fue una decisión de una persona (Peña Nieto) junto con una pequeña camarilla que controla el partido (Grupo Atlacomulco), es decir, se repitieron las viejas prácticas priistas que los voceros del tricolor no se cansan de negar, rechazar y esconder.

La “elección” del candidato de unidad del PRI evidencia lo que será el gobierno del Estado de México y el gobierno Federal si es que logran capitalizar sus artimañas antidemocráticas; gobiernos con poca o nula participación e incidencia de la ciudadanía en la estructuración de las políticas públicas, es decir gobiernos altamente excluyentes, antidemocráticos, inequitativos y altamente preocupados por mantener las prebendas del ejercicio del poder político a través del control y la mediación de aparatos corporativos al servicio de sus intereses.

Hoy en día la ciudadanía ha cobrado una relevancia sin igual, hoy en día las y los ciudadanos hemos sido actores y actrices estratégicas de cambios verdaderos que inciden directamente en nuestras vidas, es necesario que comencemos a organizarnos, evitemos el control del poder político por institutos políticos y políticos usureros preocupados por sus intereses más inmediatos, organicémonos desde abajo, en un gran movimiento de ciudadanos y construyamos un verdadero proyecto ciudadano que responsa a nuestras necesidades más inmediatas.

Soc. Víctor Daniel García García

06/04/2011

Sindicalismo en México. El caso del SITUAM_2008

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: