LA IMPORTANCIA DEL NO VOTO Y EL RETROCESO DEMOCRÁTICO

Dentro de la literatura politologica,  la abstención electoral o el no votar se ha interpretado de diferentes maneras, algunas interpretaciones comentan que la abstención electoral refleja una falta de cultura política de la ciudadanía;  algunas otras argumentan que la abstención es el reflejo del desencanto y la falta de representatividad de los institutos políticos a los intereses de la ciudadanía; por otro lado algunas otras puntualizan que la abstención electoral es el punto más elevado de una cultura política que ha entendido que la autoorganización fuera de los partidos políticos es la mejor manera de transformar el sistema político; ahora bien, cualquiera que sea la interpretación que se le pueda dar a la baja participación electoral del pasado 3 de julio en las elecciones del Estado de México, lo que genero esta ausencia de interés y participación ciudadana, es la re-activación y refinación de las viejas prácticas antidemocráticas (priistas) que al movilizar su voto duro, su voto corporativo, su voto comprado, su voto coaccionado, le posibilitara mantener y reproducir un tipo de forma de hacer política (inmoral), caracterizada fundamentalmente por la simulación, la exclusión y el particularismo.

Por todos es conocido que en  la elección del Estado de México sólo participo el 43.43 %[1] de la población total registrada en la lista nominal, mientras que el porcentaje de abstención electoral fue de más del 55 %, es decir, alrededor de  5 de cada 10 ciudadanas y ciudadanos no asistió a ejercer uno de sus derechos políticos fundamentales, ocasionando con ello que el próximo “gobernador” de los y las mexiquenses tenga un apoyo ciudadano mínimo.

Más allá de la frase que reza “el dinosaurio sigue vivo” y de pensar en cómo liquidarlo, lo importante para los proyectos políticos que buscamos una transformación y regeneración  real, verdadera  y a corto plazo de la vida pública, es pensar y diseñar estrategias colectivas de corte político para involucrar a las y los ciudadanos que se abstuvieron de participar, es fundamentar hacerles ver a través de un proceso de concientización que su acción, aun y cuando para ellos y ellas tenga un significado importante, no permite la transformación del sistema político mexicano, ya que quienes controlan las instituciones políticas son los mismos quienes llevan a cabo las acciones, prácticas y procesos que debilitan el régimen democrático, en este sentido, al no ejercer su derecho al voto, al no hacerse escuchar por los canales institucionales que son reconocidos, al permitirle a los antidemócratas (priistas) revivir sus famosas prácticas de compra y coacción del voto solo permiten el mantenimiento de una política inmoral.

 

Soc. Víctor Daniel García García

05/07/2011

 


[1] Datos del PREP 2011 <www.ieem.org> Dato consultado el 05/07/2011.

[2] Declaración de Principios. PARNASO APN.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: