SOBRE EL PRINCIPIO DE REPRESENTACIÓN PROPORCIONAL

Sin  lugar a dudas, uno de los temas que más inconformidad causa en la sociedad mexicana, es el referido a lo costoso, en términos económicos,  que representa para el erario público (impuestos ciudadanos) el mantenimiento de las/os políticos (la clase política como lo definiera uno de los clásicos de la Ciencia Política) y su “actividad gubernamental y legislativa”.

Es por todos conocidos que la ineficacia e ineficiencia son las características fundamentales del Congreso de la Unión, debido a que muchas/os “representantes populares” al momento de llegar al puesto político comienzan a trabajar para beneficiar al grupo que los apoyo y les brindo los mecanismos necesarios para llegar al poder, y a excluir y discriminar a quienes no los apoyaron.

En definitiva es indispensable, en primer lugar informarnos sobre la situación política que guarda el ámbito público-político mexicano, para en un segundo momento reflexionar y en su caso debatir sobredicho contexto público-político. En este sentido, la participación ciudadanía  serviría para fortalecer nuestro régimen político democrático a través de una opinión pública bien informada y de un movimiento ciudadano fuertemente cohesionado.

Es por lo mismo, que como ciudadanas y ciudadanos comprometidos con México, es necesario que reflexionemos sobre una de las propuestas que la semana pasada se escucho en la Cámara de Diputados, y que está encaminada a desaparecer el principio de representación proporcional. Específicamente dicha propuesta fue leída por el Dip. Francisco Ramírez Acuña, del Partido Acción Nacional,  Presidente de la Mesa Directiva de la LXI Legislatura de la Cámara de Diputados, el miércoles 23 de abril de este año.

Desde nuestro punto de vista, la iniciativa de reforma constitucional a los artículos 52, 53, 54, 55, 56, 60 y 63,  presentada en el Pleno de la Cámara de Diputados, que busca la desaparición del principio de representación proporcional para designar  representantes populares, más que ahorrar y eficientar el recurso  y volver más operativo el Congreso de Unión, busca acallar, eliminar, desaparecer e ignorar de forma total, las opiniones alternas, opuestas, críticas y divergentes que algunas/os “representantes populares” esgrimen y exponen.

En este mismo sentido, dicha propuesta presentada y leída por uno de los representantes más relevantes del Partido Acción Nacional, revela el verdadero trasfondo antidemocrático de dicho individuo y a la vez pone una vez más en evidencia el régimen autocrático vestido de democracia que se ha venido apuntalando desde hace más de dos décadas. Lo que se busca en esencia es eliminar una de las figuras de representación de las minorías en el Congreso de la Unión, para poder mantener las prebendas, beneficios, e intereses de algunos grupos bien conocidos.  

Soc. Víctor Daniel García García

25/04/201o

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: