Sobre la Ley Federal de Agrupaciones Políticas Nacionales

México por más de setenta años estuvo gobernado por un solo partido político, partido que imponía su visión, idea, perspectiva y anhelos de país, aunado a lo anterior imponía sus leyes, dictados, políticas, intereses, mandatos y la forma de distribución de la riqueza económica y de control político. Derivado de lo anterior, las “familias revolucionarias” en la actualidad gozan de privilegios, beneficios y prebendas que ofenden la dignidad del resto de la población y la memoria del movimiento iniciado en la primer década del siglo XX.

Derivado de este contexto de hiperconcentración del poder, los movimientos sociales y las agrupaciones de la sociedad civil comienzan a forjar proyectos alternos de organización socio-política con propuestas de política económica diferente y de distribución del poder. Estos actores colectivos quienes desde finales de los años sesenta comienzan a cuestionar y enfrentar las políticas y dictados antidemocráticos del régimen de partido hegemónico materializado en el régimen priista, han contribuido a difundir, fortalecer y robustecer la democracia mexicana, principalmente en los últimos quince años.

Una sociedad que se autodenomina democrática, es una sociedad que cuenta con un conjunto de instituciones, un estado de derecho y normas justas, equitativas e igualitarias que posibilitan el acceso a la esfera pública en igualdad de condiciones, donde se respetan los derechos humanos de las y los ciudadanos, donde el poder político es ejercido con responsabilidad, ética y transparencia, por lo mismo, en este tipo de sociedad la opinión alterna, diferente, opuesta, que discrepa y presenta nuevas ideas de organización es promovida, fomentada e impulsada, ya que en conjunto representan plataformas que coadyuvan a profundizar y extender los principios, valores y prácticas democráticas.

Por lo anterior que las Organizaciones de la Sociedad Civil y las Agrupaciones Políticas Nacionales (APN´s) en el contexto mexicano son insustituibles en la construcción de la democracia. Actualmente en el caso de las APN´s la ley ha sido sumamente dura y estricta con estas, ya que las imposibilitado de acceder a recursos públicos para realizar sus actividades y coadyuvar al fortalecimiento del proceso democrático, es por lo mismo que la Ley Federal de Agrupaciones Políticas Nacionales que se ha propuesto en tribuna de la Cámara de Senadores el pasado mes de agosto es de una relevancia sin igual, debido a que promueve la participación y organización ciudadana en agrupaciones que representen una pluralidad de ideas, valores y propuestas, así como en el fomento de actividades editoriales, educación y capacitación política e investigación socioeconómica y política, así como actividades de gestión social.

Con la Ley Federal de Agrupaciones Políticas Nacionales propuesta por el Senador Maldonado Venegas del partido Convergencia, se busca que la ciudadanía tenga la posibilidad de organizarse alternamente a los partidos políticos tradicionales, se busca generar espacios que posibiliten y provoquen soluciones para atender las demandas de participación política de la ciudadanía, en este mismo sentido se busca que a través de estas agrupaciones se incremente la cultura política de las y los ciudadanos y por ende el desarrollo de una opinión pública mejor informada y se incite a hombres y mujeres a ejercer plenamente sus derechos civiles y políticos.

Ahora bien, contrariamente a lo que se cree comúnmente, la Ley que se encuentra en las Comisiones de Gobernación y Estudios Legislativos del Senado no facilita la creación de APN´s, sino que es una normatividad que busca institucionalizar y formalizar la figura jurídico-política de agrupación política nacional a través de varios requisitos, entre los que destacan; la necesidad de contar con 10 mil afiliados, así como contar con 16 delegaciones en el mismo número de entidades federativas.

La iniciativa de creación de la Ley Federal de Agrupaciones Políticas Nacionales coadyuva al fortalecimiento de las prácticas, principios y valores democráticos, su rechazo sólo evidenciará que la clase política se niega a ver en la organización ciudadana una alternativa de organización y de generación de propuestas alternas a las del sistema de partidos (el cual se muestra altamente excluyente).

Soc. Víctor Daniel García García

26/10/2010

 http://www.senado.gob.mx/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=4595

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: